Beneficios y casos de uso para containers

Los contenedores son una forma de virtualización del sistema operativo. Se puede usar un solo contenedor para ejecutar cualquier cosa, desde un pequeño microservicio o proceso de software hasta una aplicación más grande.

Dentro de un contenedor se encuentran todos los ejecutables, código binario, bibliotecas y archivos de configuración necesarios. Sin embargo, en comparación con los enfoques de virtualización de servidores o máquinas, los contenedores no contienen imágenes del sistema operativo.

Esto los hace más livianos y portátiles, con una carga significativamente menor. En implementaciones de aplicaciones más grandes, se pueden implementar múltiples contenedores como uno o más grupos de contenedores.

Dichos clústeres pueden ser gestionados por un orquestador de contenedores como Kubernetes. En el siguiente post te hablaremos sobre los beneficios y casos de uso para containers.

Beneficios y casos de uso para containers

Los contenedores son una forma simplificada de crear, probar, implementar y volver a implementar aplicaciones en múltiples entornos desde la computadora portátil local del desarrollador hasta un centro de datos local e incluso la nube. Los beneficios de los contenedores incluyen:

  • Menos gastos generales: Los contenedores requieren menos recursos del sistema que los entornos de máquinas virtuales tradicionales o de hardware porque no incluyen imágenes del sistema operativo.
  • Mayor portabilidad: Las aplicaciones que se ejecutan en contenedores se pueden implementar fácilmente en múltiples sistemas operativos y plataformas de hardware diferentes.
  • Operación más consistente: Los equipos de DevOps saben que las aplicaciones en contenedores se ejecutarán igual, independientemente de dónde se implementen.
  • Mayor eficiencia: Los contenedores permiten que las aplicaciones se implementen, reparen o escalen más rápidamente.
  • Mejor desarrollo de aplicaciones: Los contenedores admiten los esfuerzos ágiles y de DevOps para acelerar los ciclos de desarrollo, prueba y producción.

Casos de uso de contenedores

Las formas comunes en que las organizaciones usan contenedores incluyen:

Cambiar las aplicaciones existentes a arquitecturas modernas en la nube: Algunas organizaciones usan contenedores para migrar aplicaciones existentes a entornos más modernos.

Si bien esta práctica ofrece algunos de los beneficios básicos de la virtualización del sistema operativo, no ofrece todos los beneficios de una arquitectura de aplicación modular basada en contenedores.

Refactorizar las aplicaciones existentes para contenedores: Aunque la refactorización es mucho más intensa que la migración, esta permite todos los beneficios de un entorno de contenedor.

Desarrollar nuevas aplicaciones nativas de contenedores: Al igual que la refactorización, este enfoque desbloquea todos los beneficios de los contenedores.

Proporcionar un mejor soporte para arquitecturas de microservicios: Las aplicaciones distribuidas y los microservicios se pueden aislar, implementar y escalar más fácilmente utilizando bloques de construcción de contenedores individuales.

Proporcionar soporte de DevOps para la integración y la implementación continúa (CI / CD): La tecnología de contenedor admite la construcción, prueba e implementación optimizadas a partir de las mismas imágenes de contenedor.

Proporcionar una implementación más fácil de trabajos y tareas repetitivas: Los contenedores se están implementando para admitir uno o más procesos similares, que a menudo se ejecutan en segundo plano, como funciones ETL o trabajos por lotes.



Deja un comentario