Qué es la arquitectura sin servidor y cuáles son sus beneficios

La computación en la nube, sin servidor, es la idea de nuestra década. Pero ¿exactamente cómo funciona? Es la pregunta de la mayoría de personas que recién se acercan a estas nociones. ¿En serio puede haber arquitectura sin servidor? Es probablemente otra pregunta y la respuesta es por supuesto que sí.

De hecho, es una posibilidad de ahorro, accesibilidad y funciones infinitas que muchos están explotando. Por eso te explicamos qué es la arquitectura sin servidor y cuáles son sus beneficios.

Lo primero que debes saber es que la computación sin servidor todavía requiere servidores, por lo que el nombre es totalmente engañoso. Pero hay una diferencia sustancial entre la computación en la nube tradicional y la computación sin servidor y es que como cliente no pagas por los recursos subutilizados.

Es decir, el servicio de computación sin servidor toma sus funciones como entrada, realiza la lógica, devuelve su salida y luego se apaga. Solo se le facturan los recursos utilizados durante la ejecución de esas funciones.

Así que la arquitectura sin servidor no solo sirve para el centro de datos, sino que significa salir del negocio de aprovisionar servidores basados ​​en la nube, como el almacenamiento y el cómputo, para soportar sus cargas de trabajo y, en su lugar, utilizar la autonomía en el proveedor de la nube para asignar y desasignar los recursos automáticamente. La principal ventaja de este tipo de servicios es la simplicidad. La nube pública es más fácil de usar y sobre todo mucho más fácil de cambiar.

Plataformas FaaS

En lugar de computación sin servidor deberíamos llamarle plataforma de función como servicio. Cuando se habla de AWS Lambda o Google Cloud Function, hay una referencia directa a FaaS (siglas de “función como servicio” en inglés). Esas plataformas FaaS no tienen que pensar en subprocesos múltiples o equilibrio de carga, solo se centran en el código. En su lugar, los FaaS manejan y gestionan todos los recursos para ellas.

Entre las desventajas del uso de FaaS para empresas tenemos que reducirán tu tiempo de ejecución si no lo estás utilizando mucho, limitan la cantidad total de recursos disponibles, introduciendo la latencia y los problemas con el alto rendimiento y hacen más complicado el monitoreo, la depuración y la seguridad.

Esto último evidentemente tiene que ver con que sus procesos se ejecutan en la nube pública a la que no tienes acceso ni control.

Aprendizaje automático

Las empresas cada vez gastan más recursos en la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático. En especial el aprendizaje automático es un conjunto muy específico de cálculos que pueden funcionar como unidades discretas.

Por ejemplo, si manejas un amplio banco de imágenes y necesitas clasificarlas por desnudez para ser rechazadas o aprobadas (según tu tipo de negocio), cada imagen debe pasar por algo como Nudebox de Machine Box, que devolverá cierta información, que te indica que puedes rechazar o almacenar la imagen.

Herramientas como Nudebox pueden procesar esas funciones individualmente, en paralelo, a escala, etc. Y es uno de los mejores ejemplos de cómo el aprendizaje automático está ayudando a gestionar imágenes y contenidos.

Contenedores

Los contenedores son la evolución natural de las máquinas virtuales. Se encargan de resolver un problema similar a FaaS, son una posibilidad muy grande de ahorro porque no se paga por lo que no se utiliza. Así que todo el tiempo que esperas a que una VM de Windows se inicie solo para ejecutar tu software también se ahorra.

Los contenedores serán una parte crítica del aprendizaje automático / futuro de FaaS, porque se encargan de hacer el trabajo pesado. En ellos se ejecutan los modelos de aprendizaje automático.

Lo que debes saber antes de aprender sobre la arquitectura sin servidor

Según InfoWorld, una encuesta realizada a 608 compañías reveló que los beneficios entre los usuarios sin servidor incluyen escalabilidad y una mayor velocidad de desarrollo. Por eso la arquitectura sin servidor se está expandiendo rápidamente. De hecho el 32% de los encuestados dijo que más de una cuarta parte de las cargas de trabajo de su organización utilizan tecnología sin servidor basada en la nube.

Pero si estas considerando recurrir a la arquitectura sin servidor, lo que probablemente necesites es una visión crítica sobre lo que funciona bien y lo que no. Perseguir las tendencias a ciegas no es sabio, así que seamos racionales y veamos la computación sin servidor bajo la lupa.

Según esta encuesta, la arquitectura sin servidor ofrece dos ventajas principales desde el punto de vista profesional.

  • La capacidad de acelerar el desarrollo de aplicaciones.
  • Y la capacidad de impulsar el tamaño y las operaciones dinámicas al proveedor de la nube.

Las empresas se pasan a la computación en la nube por la promesa de la velocidad y agilidad principalmente. Y la arquitectura sin servidor se encarga de eliminar la necesidad de administrar estos servidores virtuales remotos como si estuvieran en su centro de datos, por lo que todo es más sencillo.

Pero el lado negativo de la computación en la nube sin servidor es un poco más complejo:

  • Es un buen mecanismo para nuevas aplicaciones, pero transferir aplicaciones a sistemas sin servidor puede ser sumamente laborioso y arriesgado. Antes es mejor comenzar desde cero que trasladar algo que no encaja en un marco sin servidor.
  • El costo de ejecución sin servidor en lugar de en un entorno de computación en la nube tradicional parece ser un poco más alto. A menudo encontramos que las aplicaciones son más costosos cuando están en una plataforma sin servidor (por ejemplo, excesivo E/S). Si tu aplicación hace temblar esos patrones, pagarás más.

Así que antes de dejarte arrastrar por la tendencia sin servidor, es importante que encuentres el uso adecuado y valores los costos. Este tipo de computación debe pasar por los mismos filtros que pasan el aprendizaje automático y los contenedores. De esa manera, sabrás aprovecharla al máximo sin botar el dinero por la ventana a raíz de una tendencia IT empresarial más.



Deja un comentario