Pasos para analizar datos no estructurados

Parte del crecimiento de toda empresa depende del buen análisis de datos. Las empresas deben conocer los datos estructurados y no estructurados para tomar las mejores decisiones para su modelo de negocio.

Pensando en eso, queremos compartir algunos pasos para analizar datos no estructurados. No es la única manera, pero está comprobado que estos pasos funcionan y crean patrones consistentes.

Cómo analizar datos no estructurados: Pasos a seguir

Decidir sobre una fuente de datos

Es importante seleccionar fuentes que realmente funcionan para tu tipo de negocio. Se pueden utilizar de una a más fuentes para recopilar información relevante para tu empresa.

Pero no es recomendable hacer recopilación de datos desde fuentes aleatorias, porque se pueden corromper los datos o hasta perderse. Entonces es fundamental que busques una encuesta sobre la mejor fuente para tu tipo de negocio, antes de comenzar con el análisis de datos.

Administrar la búsqueda de datos no estructurados

El uso de los datos depende de si están estructurados o no estructurados. Así que encontrar los datos es solo el primer paso, lo complicado es hacer que esa búsqueda de datos no estructurados sea útil.

Si los datos no se administran adecuadamente esto puede tener un impacto negativo en sus clientes y en su propio negocio. Para no caer en eso se debe contar con una buena herramienta de administración de negocio, antes de tener un gran banco con datos no estructurados.

Eliminar datos inútiles

Después que se han recopilado y estructurado los datos, se debe eliminar datos que en lugar de beneficiar las decisiones de tu negocio, pueden más bien ser perjudiciales.

La cantidad de datos no estructurados puede ocupar demasiado espacio en los discos duros, el almacenamiento o las copias de seguridad de su empresa. Y eso evidentemente afecta el rendimiento de la empresa.

Pero si se eliminan datos que no son significativos para las decisiones de la empresa, se reduce la confusión y se ahorra tiempo valioso para enfocarlo en los datos que sí sirven.

Preparar los datos para el almacenamiento

Se deben tomar una serie de acciones, como eliminar todos los espacios en blanco, solucionar problemas de formatos entre los datos, etc.

Ahora que tienes todos los datos, sin importar si son útiles para la empresa o no, puedes comenzar a hacer una pila de datos útiles e indexar los datos no estructurados una vez que estén preparados.

Decidir la tecnología para manejar los datos

Existen muchas herramientas disponibles para esto, así que asegúrate de contar con lo último en tecnología para apilar y guardar datos. Así te aseguras que tanto tú como tus empleados, que también deben tener acceso en alguna ocasión a los datos, puedan encontrar estos datos guardados con mucha más facilidad.

Además es importante que también tengas un servicio de recuperación y respaldo de datos actualizado.

Hacer una copia de seguridad siempre

Parece un consejo muy obvio, pero asegúrate de haber guardado los datos antes de borrar cualquier cosa. Los desastres naturales recientes en todo el mundo han demostrado que un sistema de recuperación de respaldo de datos actualizado es esencial y necesario, especialmente en tiempos de crisis.

Nunca sabrás cuando tus datos están a punto de ser eliminados, así que prevé estas situaciones y guarda tus datos y los avances de estructuración que hagas siempre, con la ayuda de un buen sistema de recuperación.

Recuperar información útil

Después que hagas la copia de seguridad, puedes recuperar datos. Es un paso muy importante, porque también necesitarás recuperar datos después de convertir información no estructurada.

Hacer una evaluación ontológica

Para datos no estructurados, es muy importante poder hacer una relación entre la fuente de información y los datos extraídos. Esto ayudará a la empresa a organizar los datos de una mejor manera.

La empresa debe poder explicar de manera clara los procesos y pasos que tomó para recopilar los datos. Así que es muy importante mantener un registro para reconocer los patrones y mantener la coherencia con el proceso.

Registro de estadísticas

Una vez que hayas realizado la búsqueda de datos no estructurados en los datos estructurados, a través de todos los pasos antes mencionados, ya puedes crear las estadísticas. Se deben clasificar y segmentar los datos para facilitar su uso y estudio. De esa manera, se crea un gran flujo para uso a futuro.

Analizar los datos

Una vez que los datos sin procesar están estructurados, es momento de analizarlos para tomar decisiones que son beneficiosas para la empresa. Cuando se indexan los datos no estructurados, no solo puedes saber qué dirección tomar, sino que además esto ayuda a las pequeñas empresas a hacer patrones consistentes para su uso futuro.

Existen muchas formas de estructurar datos, pero seleccionamos estos 10 pasos porque ya se ha comprobado que funcionan y crear patrones consistentes.



Deja un comentario